miércoles, 23 de febrero de 2011

APLICACIONES DE LA RADIOLOGÍA EN ENDODONCIA


La radiología es una ayuda irrenunciable en endodoncia para el plan de tratamiento y un apoyo durante le tratamiento y el control de su resultado.

Los rayos X se utilizan en endodoncia para:

1.    Ayudar en el diagnóstico de las alteraciones de los tejidos duros de los dientes (3 ) y tejidos periapicales.

2.    Valorar la ubicación, forma tamaño dirección de las raíces y conductos radiculares.

3.    Calcular la longitud de trabajo antes de la instrumentación de la zona apical del conducto (o confirmarla si se utilizan detectores electrónicos del ápice)(9).

4.    Localizar conductos difíciles o revelar la presencia de conductos no sospechados al examinar la ubicación de un instrumento en un conducto.

5.    Ayudar a localizar la pulpa que se ha calcificado coronal o radicularmente.

6.    Establecer la posición relativa de las estructuras en posición vestíbulolingual y mesiodistal.

7.    Confirmar la posición y adaptación del cono principal de obturación (condensación lateral).

8.    Ayudar a valorar la obturación final del conducto radicular.

9.    Facilitar la localización de cuerpos extraños metálicos ( lima fracturada, fragmento de amalgama, postes intrarradiculares)

10. Localizar una raíz en cirugía radicular.

11. Examinar la eliminación de fragmentos de diente o exceso de material de obturación antes de suturar en cirugía

12. Valorar el éxito o fracaso a largo plazo del tratamiento endodóntico.

Clásicamente las radiografías necesarias en el tratamiento endodóntico son las de: diagnóstico, conductometría, conometría y control inmediato. El control tardío puede variar según la patología pulpoperiapical tratada y a criterio del clínico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada